Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Tipos de lona para pérgola de 4×4 para sol y lluvia

Una estructura que proporcione sombra y ayude a mantener una temperatura agradable en el interior es la mejor solución para aprovechar más tu jardín. La manera de conseguirlo es eligiendo una adecuada lona para tu pérgola 4×4. 

Pero, claro, ¿qué tipo de lona es la más adecuada para cada situación? Para que no te pierdas, vamos a repasar las mejores opciones para cada caso. 

Lona pérgola 4×4 en zonas de mucho sol

La protección contra el sol es una de las principales funciones de una pérgola. Para que tu pérgola 4×4 sea más efectiva debes tener en cuenta la orientación al sol. Las horas en que va a recibir los rayos solares de manera más directa. 

El sistema de pérgola con toldos móviles va a ser la opción más acertada. Podrás extender o recoger el toldo según la hora del día para refrescar el habitáculo y tener una temperatura agradable. 

En cuanto al tipo de lona para una pérgola de 4×4 el tejido acrílico es uno de los más indicados para soportar el sol. También da buenos resultados las telas screen out, gracias a su composición con fibra de vidrio y recubrimiento de PVC, retiene el calor en el exterior favoreciendo un interior más fresco. 

Tratamientos especiales

Para obtener una mayor protección a estos tejidos se puede añadir tratamientos especiales como efecto oscurecimiento o protección contra los rayos solares. Con este plus la eficiencia de tu pérgola será mayor y estarás más cómodo disfrutando de las vistas de tu jardín. 

Tejidos y automatizaciones para combatir la lluvia

Uno de los inconvenientes a los que las pérgolas tienen que hacer frente es la lluvia. Desde las tormentas de verano a la lluvia de temporada o simplemente el rocío y humedad de la mañana. 

Los tejidos de poliéster con recubrimiento de PVC son una de las mejores opciones. Es una tela resistente al agua que no se estropea y que va a proporcionar un habitáculo seco para continuar con tus actividades. Además, hay tratamientos específicos de impermeabilidad que aumentan la protección. 

Estos tejidos unidos a los sistemas de motorización que de manera automática y gracias a unos sensores de lluvia se extienden o recogen el toldo proporcionan máxima comodidad y protección.