Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Ideas para tu pérgola 4×3 de aluminio

Una pérgola de 4×3 de aluminio habilita un espacio suficiente para tener tu rincón de descanso, una sala de reunión con familia y amigos o un comedor extra y más informal. La cuestión es que sea lo más funcional posible a la par que seguro. 

Para que escojas el modelo adecuado para tu casa, te damos algunas ideas. 

Sol y sombra y siempre ventilación natural  

Una solución sencilla es completar la estructura de tu pérgola de 4×3 de aluminio con un techo de travesaños también de aluminio. Es una opción económica que crea un espacio interior siempre ventilado, donde el sol y la sombra se alternan creando un ambiente alegre. 

La ventaja de este sistema es que una vez instalado no demanda nada más. Al estar hecho de aluminio la resistencia está asegurada. No se oxida y apenas se desgasta con la lluvia o el sol y, por tanto, no precisa trabajos de mantenimiento ni gastos económicos

Pérgola 4×3 de aluminio con control sobre el techo

Si lo que quieres es tener la posibilidad de controlar la temperatura interior del habitáculo para así usarlo cuando lo necesites sin importar el tiempo que haga, necesitas una pérgola con techo retráctil o una pérgola bioclimática. 

La pérgola con techo de toldos retráctiles es un clásico de los patios y terrazas. Puedes cubrir los 4×3 metros cuadrados con tramos de toldo que puedes recoger o extender a tu antojo. De esta manera puedes tener un trozo cubierto y otro abierto, es decir, tienes libertad para jugar con el sol, la sombra y el aire

Por supuesto hay muchos tipos de telas con características y tratamientos especiales para adaptarse a un entorno de mucho sol o de lluvia. 

En cuanto al estilismo la opciones son múltiples. Lo típico son los toldos de color crudo o gris perla, pero si quires darle un toque de color puedes obtar por diferentes tonalidades de naraja o terracota. También hay estampados, rayas… Tu estilismo manda. 

Y todo esto con un sistema de motorización que permite mover el toldo con comodidad y, en los casos más avanzados, con sensores de lluvia, fuerza del sol y de viento que se recogen o extienden según las circunstancias. 

Sistema bioclimático

La última idea que te proponemos es una pérgola 4×3 de aluminio bioclimática. Uno de los sistemas de protección más avanzados. Con las lamas de aluminio regulables se controla en todo momento la entrada de luz y de aire para tener la temperatura deseada. Además, se puede cerrar por completo y así tener un habitáculo que puedes usar los 365 días del año.