Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Cortina lateral para pérgola, la solución para disfrutar más de tu jardín

Una tarde tranquila en el jardín se puede ver interrumpida por un molesto aire, una llovizna o demasiado calor. Para que estas u otras situaciones no cambien tus planes, instala una cortina lateral para pérgola. 

Es una solución sencilla, económica y eficaz y además es un complemento estético que aporta personalidad  a tu jardín. 

Más protección con una cortina lateral para pérgola

Por definición las pérgolas son estructuras simples con una cubierta que combina protección con la libertad del aire libre. Por regla general esta protección es suficiente, pero lo cierto es que el tiempo es tan cambiante que de repente pueden chafarse nuestros planes de disfrutar de una barbacoa en familia o una relajante siesta. Un as en la manga es una cortina lateral. Un complemento sencillo que puedes extender o recoger según el momento. Uniendo las cortinas con lazos, corchetes o velcro podrás cerrar por completo la pérgola para tener un ambiente interior confortable y a tu gusto. 

Escoge tu tejido y acabados 

Para una mayor funcionalidad, existen diversos tipos de telas para cortinas de pérgolas. Si el techo es también de toldos lo habitual es poner la misma tela. De este modo se da armonía a todo el conjunto y estéticamente resulta muy bonito.

En el caso de las pérgolas con cubierta de travesaños de aluminio, de madera o de una pérgola de sistema bioclimático, partimos de cero. En las pérgolas de madera las cortinas de hilo de color crema o blancas son una de las mejores opciones. Estéticamente aportan elegancia y glamour al jardín a la vez que un toque rural. 

Para las pérgolas con estructura de metal y las bioclimáticas, las telas de colores claros ocre, blanco o gris claro encajan a la perfección. Resultan modernas a la par que útiles. 

En cuanto a los tejidos, hay telas de poliéster, acrílicas, de gasa, microperforadas o con PVC, material ideal para zonas lluviosas. 

Aunque en la mayoría de las situaciones se escogen telas lisas, también las hay de rayas (tipo toldo) o con estampados (flores, círculos, cenefas…) Muchas opciones para personalizarla y que atienda a tu gusto y necesidades.