Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Cómo escoger suelo para una pérgola de jardín

Cuando se instala una pérgola, solemos prestar mucha atención a la estructura, la cubierta y los accesorios o complementos. Y es lógico porque son partes esenciales de este tipo de instalación. Pero ¿qué pasa con el pavimento? Es una parte también esencial y por eso vamos a hacer un repaso de las principales opciones de suelo para una pérgola de jardín y cómo escoger la adecuada. 

Tipos de suelo para una pérgola de jardín

Escoger un modelo de suelo va a depender en gran medida del uso que se vaya a dar a este espacio y la climatología de la zona. Teniendo esto en cuenta algunos de los principales tendencias en suelo para pérgola de jardín son:

  • Césped artificial. Este suelo es ideal para una pérgola situada junto a la piscina. Es una zona de protección con la suavidad y comodidad que proporciona el césped, pero más económico y práctico que el césped natural. Escoge un césped no muy brillante y no demasiado fino, así resultará más natural y agradable. 
  • Baldosas de madera. El suelo de madera para una pérgola de jardín es una de las opciones más populares que no pasa de moda. Es un suelo para pérgola que aporta calidez y encaja en todos los estilos de decoración. Dentro de las baldosas de madera hay diferentes opciones según el tipo de madera. Una de las más comunes es la baldosa de madera de pino nórdico. Un material fuerte y resistente procedente de bosques tratados de manera sostenible con sello FSC. Estas maderas cuentan con tratamientos especiales para evitar el moho y resistir el cloro, si está cerca de la piscina.
    Otra opción son las baldosas de madera acacia, una madera de color rojizo muy fuerte que resisten las inclemencias del exterior. Todos estos tipos de suelo disponen de una base plástica que protege la parte superior y hace que el suelo se fije de manera sencilla, sin clavos y que quede firme. 
  • Tarima. Es otra modalidad de suelo de madera, lo único que con listones largos que ayudan a dar sensación de amplitud. 

Otras opciones de baldosas 

  • Baldosas de composite. Son baldosas de aproximadamente 30 x 30 cm hechas con una base plástica (resina) y madera de álamo. Se puede comprar en diferentes acabados como por ejemplo imitación a madera. Es de alta resistencia y fácil instalación por encaje. 
  • Baldosas de resina. Este material permite hacer un suelo para pérgola de jardín que imita piedra, liso, madera… Es un suelo que aguanta altas temperaturas. Destaca también su capacidad antideslizante. 
  • Suelos cerámicos. Estos suelos para pérgolas son de alta resistencia, fáciles de mantener y dan frescor al habitáculo. Son baldosas de distintos tamaños y colores y que pueden imitar a otros materiales como el mármol, la madera o la pizarra. Son antideslizantes.

Cemento pulido. Es una opción barata y que permite habitar un suelo firme y de gran resistencia. Se hace con cemento refinado con colorante, de manera que se puede personalizar y crear distintos acabados.