Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Pérgolas de obra para jardín o de aluminio

¿Pensando en cómo ampliar el espacio habitable de casa? Si tienes un jardín lo tienes fácil: instala una pérgola y tendrás un comedor, una sala de estar o un despacho con la mejor ventilación y las mejores vistas.  Ahora solo hay que decidir si se apuesta por las pérgolas de obra para jardín o de aluminio. 

Pérgolas de obra, integración y solidez 

Una de las opciones para disponer de un espacio añadido a la vivienda que se convierta en una sala multiusos son las pérgolas de obra en jardines. Pérgolas adosadas a la fachada o independientes que se realizan con materiales de obra

Su estabilidad y durabilidad está fuera de duda. Permanecen firmes e inalterables en su ubicación y se integran a la perfección en la estética de la vivienda aportando armonía al conjunto.

Pueden hacerse con pilares de ladrillo cara vista o recubiertos de piedra y las cubiertas más habituales son de entramados de madera con tejado de tejas. 

Con las pérgolas de obra en un jardín se dota a la vivienda de un espacio sólido, muy protegido, pero con la ventaja de estar al aire libre. 

Aluminio como base de una pérgola moderna

Puede que esta opción tan clásica de protección te resulte, eso, demasiado clásica. Si es así y buscas darle a tu jardín un aire más moderno sin renunciar a la funcionalidad que brinda una pérgola, necesitas una pérgola de aluminio. 

El aluminio es un material ligero y firme a la vez que da estabilidad a la estructura y que permite jugar con las dimensiones y formas. 

Con una pérgola de aluminio creas un espacio de protección más liviano, que da menos rigidez y aporta un toque más original al jardín. 

Las posibilidades para personalizar tu pérgola de aluminio son casi infinitas. Desde la forma y grosor de los pilares, hasta el color y, por supuesto, el tipo de cubierta. Aquí tienes mucha más libertad que con las pérgolas de obra para jardín. 

Puedes optar por una fórmula sencilla a base de travesaños de aluminio que crean un espacio bien ventilado con sol y sombra o puedes elegir entre dos sistemas con los que puedes controlar mejor la luz y la ventilación: las pérgolas con toldos retráctiles o las pérgolas bioclimáticas