Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Pérgolas de aluminio con toldo corredero

Si quieres tener la libertad de decidir la temperatura y el ambiente que quieres para el interior de tu pérgola, lo que necesitas son pérgolas de aluminio con toldo corredero. Una estructura resistente y estilosa en la que tú controlas la protección que quieres para cada momento. 

Aluminio, seguridad y estilo 

Uno de los materiales preferidos para realizar todo tipo de pérgolas es el aluminio. El motivo es que es fuerte y ligero a la vez. Esto permite proyectar estructuras de grandes dimensiones que resistan los golpes, el trasiego diario y las rachas de viento. 

Además, no se estropea ni se oxida, es decir, resiste las inclemencias del tiempo y no genera apenas ni trabajo ni gastos de mantenimiento. 

El aluminio es un material fácil de manejar que ayuda a crear diseños originales. Puedes diseñar composiciones con pilares finos que, sin embargo, son resistentes y dan estabilidad a la estructura. 

Pérgolas de aluminio con toldo corredero para controlar el ambiente interior 

El complemento perfecto para estas estructuras es un toldo corredero. Un toldo que puedas extender a recoger según las necesidades del momento. Con las pérgolas de aluminio con toldo corredero (manual o automáticas) vas a poder tener un salón al aire libre para disfrutar de una cena bajo un cielo estrellado. También un espacio de una sombra bien ventilada donde echarte la siesta. 

Hay una amplia gama de tejidos adaptados a las diferentes climatologías. De esta manera puedes tener un toldo de tejido acrílico que protege de la fuerza del sol a la vez que ayuda a tener un interior fresco y bien ventilado. Otra opción estupenda para climas calurosos es el Screen out y las telas microperforadas. 

Si lo que buscas es protección para que los chubascos no chafen una tarde al aire libre, la mejor opción es una pérgola con toldo con tejido de PVC. Este tejido repele el agua y proporciona un espacio  interior seco y con ambiente acogedor. 

Estos tejidos unidos a la movilidad del toldo son la combinación perfecta para crear un espacio en tu jardín versátil y siempre a punto para disfrutar de él.