Oferta en Pérgola Bioclimática

Instalada. Financiación 12 meses al 0% Sin Intereses

Hasta el 30 de Junio.

3x3 en pared. No incluye el IVA. En la Comunidad de Madrid. Instalación Básica.

¡ APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD !

4.816 €

Cerramientos con cortinas de cristal para aprovechar más tu porche

Te encanta estar en tu porche. Un lugar de la casa donde solo con sentarse y mirar al exterior tienes paz. ¿Por qué no aprovecharlo más? Descubre las ventajas de instalar cerramientos con cortinas de cristal, una solución práctica y elegante que encaja con todos los estilos. 

Pero, ¿qué son los cerramientos con cortinas de cristal? 

Los cerramientos con cortinas de cristal es un sistema de paneles móviles de cristal que se acoplan a la estructura de un porche o de una pérgola para proporcionar protección vertical al habitáculo. 

Es una alternativa a las cortinas de tela habituales o a los toldos verticales. Las cortinas de cristal se hacen con paneles de vidrio transparente o si lo prefieres con una tonalidad que frene el sol. Los paneles pueden ser grandes, de suelo a techo o pequeños, adaptados a una barandilla o un muro. 

Estas cortinas de cristal se deslizan por rieles o perfiles de aluminio para facilitar su movimiento y  garantizar un cierre hermético del porche. 

Algunas de las ventajas que vas a tener

Instalar cerramientos con cortinas de cristal en tu porche te va permitir prolongar las estancias en el jardín. Sea la época del año que sea y haga el tiempo que haga puedes continuar disfrutando de este rincón de libertad porque: 

  • Tú decides cuándo abres las cortinas. 
  • Eliges si abres por completo o parcialmente.
  • No pierdes visibilidad, sigues teniendo vistas a tu jardín. 
  • Sigues disfrutando de la luz natural. 
  • Puedes tener más sombra incorporando estores opacos.

Las posibilidades que ofrecen las cortinas de cristal son muchas. Vas a tener el control para abrir o cerrar el porche según tus necesidades de cada momento. 

Además su manejo es muy sencillo. Puedes escoger entre cortinas correderas que se deslizan hacia un lado u otro o puedes optar por cortinas plegables que quedan discretamente recogidas en un lateral para abrir el porche y dar sensación de libertad.